?

Log in

Previous 10

Aug. 28th, 2007

¡¡¡¡YO ESTABA ALLI CON MI PURO EN UNA MANO Y MI GIN TONIC EN LA OTRA!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

CORTÓ CUATRO OREJAS

'El Cid' triunfa a lo grande en su encerrona con 'victorinos'

"El Cid" da un pase a su primer toro de la tarde. (Foto: EFE)
Ampliar foto

'El Cid' da un pase a su primer toro de la tarde. (Foto: EFE)

Actualizado sábado 25/08/2007 22:33 (CET)
ImprimirEnviar noticiaDisminuye letraAumenta letra
JUAN MIGUEL NÚÑEZ (EFE)

BILBAO.- Espectáculo total de toso y, sobre todo, de un gran torero, 'El Cid' en su encerrona, con seis toros de Victorino Martin en Bilbao, a los que cortó cuatro orejas.

Ficha del festejo:Toros de Victorino Martín, bien presentados, bravos y encastados, de buen juego en líneas generales aunque con matices. Segundo y sexto fueron las excepciones.

El balance de 'El Cid' fue el siguiente: media estocada (ovación tras un aviso); pinchazo hondo, media y descabello (ovación); estocada (una oreja tras un aviso); estocada desprendida y tendida (una oreja); pinchazo y gran estocada (dos orejas); y media estocada y descabello (ovación y vuelta a hombros).

En cuadrillas, José Manuel Fernández 'Alcalareño, hijo', saludó montera en mano en el cuarto, compartiendo aplausos con Julio López.

La plaza rozó el lleno en tarde de nubes altas y buena temperatura.

 


Ya era hora en la feria. Por fin una corrida, que mucho más allá de la diversión, resultó triunfal. Y eso que en las quinielas no tenía muchas apuestas a favor, quizás porque el estilo de 'El Cid' no es de toreo largo y variado, algo que se valora mucho en corridas de seis para un solo espada.

 

La corrida de Victorino "ha roto" en buena, sin duda, por la firmeza, el valor, la entrega y la maestría en suma de 'El Cid', que, hay que decirlo cuanto antes, toreó también de maravilla en el aspecto artístico. Un Cid muy centrado, profundo y con aroma.

Ni una sola 'ina' con el capote y la muleta. Para los no iniciados sería necesario aclarar que se trata de chicuelinas, manoletinas, espaldinas y tantas suertes de toreo accesorio, puro adorno y superficialidad, que nada tienen que ver con la solemnidad, de lo fundamental. Ahí fue donde 'El Cid' estuvo cumbre, pasándose al toro innumerable veces por la barriga.

"El Cid" sale a hombros por la puerta grande. (Foto: EFE)
Ampliar foto

'El Cid' sale a hombros por la puerta grande. (Foto: EFE)

La pureza del muletazo, con el engaño adelantado y trayéndoselo (al toro) por abajo y para adentro. Crecían las series en cantidad y calidad, hasta estrechar tanto el círculo mágico entre toro y torero, que en todos los casos se hacía inevitable el de pecho. Larguísimos y muy lentos remates echándose el toro por delante.

De esta manera, el ambiente en la plaza era de total frenesí. Las palmas echaban humo y la sonoridad de los olés también muy especial. Era la celebración de algo muy grande, y no solo por las orejas, cuatro en total, que pudieron y debieron ser al menos una más.

Porque en el primero pesó la frialdad del comienzo, y sin embargo 'El Cid' salió sin reservarse en absoluto. El toro, sin perdonar, sin embargo, respondió a la buena actitud del torero, que se puso muy de verdad. La misma faena con la corrida más avanzada hubiera sido de oreja. Y en cualquier otra corrida con terna, también.

El segundo, fue toro muy exigente, que se tragaba un muletazo, pero al siguiente quedándose debajo. Trasteo muy serio de 'El Cid', sin afligirse pese a las veces que le amagó el 'victorino'.

El tercero, el primer toro aplaudido con fuerza en el arrastre, no fue completo en los dos primeros tercios, pero "sirvió" mucho en la muleta, esa muleta siempre "puesta" que manejó 'El Cid' con mucha soltura, aguante y compostura.

El torero sufrió un revolcón con el cuarto de la tarde. (Foto: EFE)
Ampliar foto

El torero sufrió un revolcón con el cuarto de la tarde. (Foto: EFE)

El cuarto tuvo también sus complicaciones, toro con picante y sabiendo lo que se dejaba atrás. Aquí se encarriló definitivamente la tarde, cuando atacó "El Cid" a un toro que no humillaba lo suficiente, con embestida discontinua, y que terminó entregándose a la voluntad del torero. Otra vez muy valiente, y otra vez toreando muy bien 'El Cid'.

La apoteosis llegó en el quinto, no hay quinto malo dice el refrán. Y así fue, un cárdeno cuya sola estampa provocó una gran ovación de salida. El toreo a la verónica, con media de cartel, de auténtico lujo.

Parecía demasiado "listo" el toro para hacerle el toreo bueno. Pero se puso 'El Cid' sin la mínima duda a torear directamente al natural. Y a partir de ahí, la apoteosis. El toro y la plaza, completamente rendidos al torero, que después de una faena de mucho mando y torería se permitió unas "cositas" muy a modo, prácticamente los únicos adornos en la tarde.

Hubo un pinchazo previo a la estocada que sería letal. Pero aquí el presidente no dudó, sacando los dos pañuelos a la vez. Sensibilidad se llama eso. Cómo sería la cosa que en la vuelta al ruedo de "El Cid" le aplaudían hasta los profesionales de entre barreras, cuando no son habituales estas manifestaciones desde el callejón.

El sexto fue el toro que más bajó, protestón, algo justo de fuerzas y de raza. No obstante, 'El Cid' lo entendió en la distancia corta, pero esta vez fue insuficiente. El final, apoteósico y muy emotivo. Hacía seis años justos que un matador de toros no abría la puerta grande de la plaza de Bilbao. Y desde luego ha valido la pena esperar.

el año pasado molo el rocky. Aqui con los sospechosos habituales Alvaro y Vincento( ¡¡y con perilla)

Aug. 22nd, 2007

VUELVE ROCKY!!!!


QUE BIEN QUE BIEN QUE BIEN YA TENGO PLAN SEMANAL SEÑORAS Y SEÑORES.
NO DEJEN DE ACUDIR A LA CITA Y COMO DICNE EN LA PELIO "GIVE YOURSELF TO ABSOLUTE PLEASURE"

Aug. 13th, 2007

Pesadillas de una becaria

Las vicisitudes de una estudiante española que logró una beca para hacer prácticas en una empresa de Finlandia

JOSÉ A. HERNÁNDEZ - Madrid - 13/08/2007

Almudena Z., una becaria española de 24 años, llegó el 16 de abril a una empresa de Helsinki para hacer prácticas. Iba con zapatos de tacón. Su jefe, Ramdane D., oriundo de Argelia, le pidió que se quitara aquellos zapatos y se pusiera unas zapatillas de casa.

-¿Por qué? - preguntó Almudena.

-Una vez, una becaria pisó los cables del suelo y se electrocutó -replicó Ramdane.

Aquello parecía de cámara oculta, pero lamentablemente todo era real. Almudena, una estudiante de Comunicaciones de 5º curso de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, sola y recién llegada a un país extranjero, se encontró con un jefe muy extraño. Debía estar seis meses con él con una beca que le otorgó la Universidad de Valladolid con el programa Leonardo Da Vinci. Apenas estuvo dos días. La firma del jefe era imprescindible para la beca.

Pero aquella empresa parecía todo menos una empresa. Sólo había un despacho y una habitación de 40 metros cuadrados. Nada se acercaba a la imagen que ella se hizo en Madrid, cuando le dijeron que le daban una beca para trabajar en una firma finlandesa. Luego contactó por mensajes instantáneos de Internet con su futuro jefe para que le contase cómo iba a ser su trabajo durante seis meses, de abril a octubre.

El jefe le contó que había más becarias de otros países trabajando allí. Pero se encontró sólo con "una mujer mayor que parecía disminuida", su supuesta tutora en la beca. "Casi no sabía inglés y me costaba comunicarme con ella", cuenta Almudena en la denuncia que, nada más llegar a España, ha interpuesto contra Ramdane por acoso sexual, detención ilegal y por un delito contra los derechos de los trabajadores.

Ramdane, en esas charlas por chat, se mostraba vehemente y "enfadica". "Me pidió que le llamase todas las noches con el programa Skype. Y una semana antes del viaje, de muy malos modos, que le pusiera la webcam. Le dije que no tenía y que sólo necesitaba que me explicase cómo ir del aeropuerto a la empresa", cuenta Almudena. "Como no se la puse, se enfadó, me cortó y ya no volvió a contestar a mis correos electrónicos, me generó gran incertidumbre", añade. Un día antes del viaje, él le envió un e-mail. "Tráeme los papeles del convenio con la Universidad", le ordenó. Ese trámite debía hacerlo la Universidad y no ella. "Más te vale que traigas los papeles o no vengas. Eres una persona complicada y más vale que empieces a cumplir mis órdenes o yo no te firmo ningún convenio". Almudena telefoneó a su tutora de la Universidad y le explicó lo ocurrido. La tutora llamó a Ramdane y después a Almudena: "Vamos a seguir con lo previsto. Está todo pagado, y ya está solucionado ese problema", la disuadió la tutora. El pasado 13 de abril Almudena viajó por fin a Helsinki. Cuando empezó a trabajar, le impresionó el deteriorado estado de la nave. Debajo de la moqueta, pisaba "cables sueltos de electricidad". Según la mujer mayor, la empresa era una especie de editorial de libros.

Por la tarde, ya solos, Ramdane la llamó a su despacho. "Y me coaccionó para que firmase un contrato de confidencialidad para no decir nada a nadie ni de la empresa ni sobre él. Pedí que me dejara estudiarlo en casa". Se negó: "O lo firmas, o yo no te firmo el convenio de la beca". Con "la presión y los nervios", Almudena firmó. Él insistió en comprarle una cama: "Luego voy a tu casa y te la instalo". Y también quería saber dónde vivía en Helsinki. "Me daba miedo. Su comportamiento era anormal". Luego le "ofreció utilizar el sofá de su despacho": "Por si quería quedarme allí y usar su ordenador". Al día siguiente comentó al jefe que iba a consultar con su tutora de Madrid lo de este contrato. "No me dejó telefonearla. Dijo que era un documento suyo y que me pusiera a obedecer sus órdenes". Para que no llamase a nadie, Ramdane no le quitó la vista de encima. Y de vez en cuando volvía a insistir en lo de la cama.

Almudena aprovechó que estaba sola a la hora del almuerzo para comunicarse con su madre en España. Le comentó que no se sentía bien allí y le pidió que llamase a la tutora de la Universidad. Cuando ésta llamó, convinieron en que era mejor salir de allí. Ramdane no quiso hablar con la tutora y cortó la llamada. "Me agarró del brazo y me obligó a entrar en su despacho. Me gritó como un loco. Le dije que me iba, y él a mí, que de allí yo no salía. Pedí ayuda a la tutora, que estaba allí. Ni se movió. Sólo dijo: 'Deja a la niña'. Él cada vez se ponía más alterado".

-Lo siento, me voy; no es esto lo que habíamos hablado...

"Con toda la frialdad del mundo, me dice que no voy a salir de allí y que más me vale obedecer sus órdenes, que yo no era nadie y que allí sólo mandaba él", contó Almudena a la policía. "Intento salir del despacho y se acerca a mí como un loco para inmovilizarme y que no pueda escapar. Empecé a llorar". Pero no se conmovió.

"Me dijo que de allí no salía si no cumplía sus órdenes. Me asusté y empecé a gritar. Llamé a la compañera, pero no aparecía. Me aflojó un poco y logré zafarme por debajo de su brazo. Me dio un golpe en el pecho, pero logré salir del despacho. Allí estaba mi compañera. Le pedí ayuda, pero ella sólo esbozó una sonrisa, sin moverse. Fui a ponerme mis zapatos. Al verme, se vino hacia mí y me dijo: 'Tú de aquí no sales'. Le dije que me iba a la embajada de España, y se quedó como quieto. Ahí aproveché para quitar el cierre de la puerta y salir corriendo...".

"Desde casa me puse en contacto con la embajada, pero nadie respondió", continuó Almudena. "Llamé a mi madre y esta consiguió dejar un mensaje en el contestador. Al día siguiente, la embajada se puso en contacto con mis padres en Madrid y conmigo en Helsinki. Me animaron a denunciar. El cónsul me dijo, además, que se iba a poner en contacto con la Universidad para pedirles explicaciones. Una semana después, ya en Madrid, la embajada se puso en contacto conmigo para decirme que Ramdane, en un correo electrónico, les dijo que yo estaba loca y que había robado y destrozado material de la empresa". Pero por fin, la pesadilla había pasado.

Jul. 31st, 2007

Leda and the Swan-François Boucher

Jul. 24th, 2007

ESTO ES UNA PUTA PELI DE ACCIÓN, EL RESTO MERAS IMITACIONES

Jul. 22nd, 2007

(no subject)


Hylas and the Nymphs


 

painting date: 1896
medium: Oil on canvas
size: 38 x 64 in
location: Manchester City Art Galleries, Manchester, England


When the ship of the Argonauts reached the island of Cios, Hylas, the young and handsome companion of Hercules, was sent ashore in search of water. He discovered a fountain, but the nymphs of the place were so enchanted by his beauty that they pulled him to the depths of their watery abode, and in spite of the cries of Hercules which made the shores reverberate with the name Hylas, the young man was never seen again.

The Magazine of Art thought this painting equalled 'the highest qualities of Sir Edward Burne-Jones at his most delightful period ... a spirit of real poetry pervades the canvas'.

The Art Journal thought it 'a combination of the better attributes and intentions of Leighton and Burne-Jones.

Jul. 17th, 2007

y por supuesto.............¡¡¡¡LOS FANS!



Que haria yo sin mis colegas de toda la vida, que son mi referencia mi norte.
Os quiero men! (y a vuestras chicas tambien que narices)

Y viva Mejico cabrones!

COMBO "SIN NOMBRE" FOR EVER


Este post dedicado amis fantasticos compañeros de combo.
Ha sido genial compartir este año con vosotros, las dos horitas que nos tirabamos tocando eran las dos mejores horas de la semana para mi. Ese bateria serio, esa bajista seria pero atenta a cualquier cosa que sucedia, ese guitarrista grande entre los grandes, esa cantanteeeeeeeeeeee, y last but not least, el señor Moron que es el piu grande!
¡¡¡¡os quiero gente!

Previous 10